Una reinterpretación del clásico de 1968, lista para enfrentar un nuevo desafío antártico.

El primer reloj de buceo de Seiko y de Japón nació en 1965. Con una resistencia al agua de 150m y un movimiento automático, demostró su alta calidad y confiabilidad cuando lo usaron los miembros de la 8ª Expedición de Investigación Antártica Japonesa en 1966. Gracias a la reacción positiva de los miembros de la expedición a su regreso, los relojes de buceo de Seiko fueron elegidos por el mismo equipo de investigación entre los años 1966 y 1969, tiempo durante el cual se creó el emblemático reloj de buceo Seiko con 300m de resistencia al agua y un movimiento automático de 10 alternancias por segundo, en 1968.

Hoy, Seiko introduce en la colección Prospex una nueva interpretación del reloj de buceo de 1968 que está aún mejor equipada para afrontar el desafío de las condiciones más extremas de la tierra. Este reloj, con sus especificaciones avanzadas, será usado durante la misión de la 63ª Expedición de Investigación Antártica Japonesa. 

El reloj de buceo original de 1968.

Un diseño patrimonial, con las tecnologías más avanzadas

La caja es de acero Ever-Brilliant de Seiko para una máxima resistencia a la corrosión.

Si bien el diseño refleja su herencia, cada aspecto de esta nueva creación ejemplifica los altos niveles de tecnología de relojes de buceo por los que la colección Prospex es reconocida. La caja, el bisel y la corona están hechos de acero Ever-Brilliant de Seiko, un acero inoxidable * que es más resistente a la corrosión que el que se usa comúnmente en los relojes de hoy. Para garantizar aún más la durabilidad del reloj, la corona no se atornilla directamente en la caja, sino que se bloquea en un componente separado que está integrado en la caja y, por lo tanto, se puede reemplazar más fácilmente.

* Este material se utiliza ampliamente en las superficies de estructuras y embarcaciones marinas debido a su extrema resistencia a la corrosión en el agua de mar. Tiene un valor de PREN (número equivalente de resistencia a picaduras) 1,7 veces mayor que el del acero utilizado en la mayoría de los relojes de alta gama. PREN es un estándar ampliamente aceptado que se utiliza para medir la resistencia a la corrosión.

Calibre 8L35, creado especialmente para los relojes de buceo de alta gama de Seiko.

El reloj funciona con el calibre 8L35, desarrollado especialmente para relojes de buceo y ensamblado a mano por los artesanos del Shizukuishi Watch Studio en el norte de Japón. La rigidez y precisión del movimiento garantizan los niveles más altos de rendimiento en los entornos más exigentes, tanto en tierra como bajo el agua.

Una esfera inspirada en las majestuosas capas de hielo de la Antártida

Inspirada en el paisaje antártico, la esfera es sumamente legible.

La esfera estampada captura la sensación del paisaje antártico, mientras que la sutil gradación del azul de claro a oscuro hace eco de los colores inquietantemente hermosos del hielo polar. El bisel también evoca la singularidad de este paisaje helado con sus números y marcadores de color azul hielo. Todos los marcadores de doce horas tienen una generosa capa de Lumibrite, al igual que las manecillas, y el cristal es un zafiro de doble curvatura con revestimiento antirreflectante en la superficie interior para garantizar una alta legibilidad desde todos los ángulos.

El diseño de la correa refleja el del reloj de 1968
pero está hecha de silicona.

La correa adicional de tela Seichu ofrece una
estética y textura exclusivamente japonesas.

El diseño y la textura de la correa del reloj rinden homenaje al original de 1968, pero ahora se fabrica en silicona para una mayor resistencia y comodidad. El reloj también se ofrece con una correa de tela que incorpora una técnica de trenzado tradicional de Japón llamada Seichu. Por supuesto, la fuerza y la resistencia de esta correa Seichu a la degradación causada por la exposición a la luz solar cumplen con los estándares más exigentes de los relojes de buceo Seiko Prospex.

La serie Prospex Save the Ocean.
Este nuevo reloj se une a la serie Seiko Prospex Save the Ocean en apoyo de varias iniciativas de conservación marina, una de las cuales incluye contribuciones al Instituto Nacional de Investigación Polar, con sede en Tokio. Como parte de este programa, Seiko donó recientemente relojes al equipo número 63 de la Expedición de Investigación Antártica Japonesa (JARE).

Akio Naito, presidente de Seiko Watch Corporation, entrega
el nuevo Prospex a Takanobu Sawagaki, uno de los líderes de la 63ª JARE.

Este nuevo reloj de buceo Prospex y una versión de esfera negra con las mismas especificaciones, estarán disponibles en las Seiko Boutiques y socios minoristas seleccionados en todo el mundo a partir de enero de 2022. Ambos se unirán a la serie Save the Ocean como ediciones limitadas, 1300 para el reloj de esfera azul y 600 para la versión de esfera negra.

SLA055

SLA057

Seiko Prospex  Reinterpretación moderna del reloj de buceo de 1968
Ediciones Limitadas Save the Ocean
 


Calibre 8L35
Tipo de movimiento: automático
Alternancias: 28.800 por hora (8 por segundo)
Reserva de marcha: 50 horas
Número de joyas: 26

Especificaciones
Caja y bisel de acero Ever-Brilliant
Cristal de zafiro de doble curvatura con revestimiento antirreflectante en el
superficie interior
Fondo de la caja de rosca. Corona atornillada
LumiBrite en agujas e índices
Resistencia al agua: 200 m diver
Resistencia magnética: 4.800 A / m
Diámetro: 42,6 mm, grosor: 13,1 mm
Correa de silicona y correa de tela adicional incluida
Precio de venta al público recomendado aproximado en Europa: 4.600 €
Edición limitada de 1300 unidades (SLA055) / 600 unidades (SLA057)

Compartir
  • Facebook
  • Twitter