Una reproducción fiel del primer reloj deportivo de Seiko.

Fue en 1959 cuando se presentó el primer reloj Alpinist de Seiko para satisfacer las necesidades de los alpinistas y de los aficionados a los deportes de campo recreativos. Desde el principio fue bien recibido y, durante las décadas siguientes, su reputación se extendió mucho más allá del mercado japonés al que estaba destinado en un principio. Sorprendentemente, fue el primer reloj Seiko que se fabricó pensando en los deportes y abrió un camino que condujo al desarrollo de muchos relojes de referencia y dispositivos de cronometraje para los deportes, desde cronógrafos hasta relojes de buceo, en las décadas siguientes. Aunque su característica principal central no ha cambiado, su diseño ha evolucionado con el tiempo. Hoy, el primer reloj Alpinist de 1959 vuelve a nacer en una recreación que tiene la alta funcionalidad que caracteriza a la colección Prospex, cuya propia existencia le debe tanto al primer Alpinist de 1959.  

Hoy es tan sorprendente como lo fue hace 62 años.

El reloj Alpinist original de 1959.

Nació en 1959 como el Seiko Laurel Alpinist, este reloj fue un nuevo comienzo para Seiko y marcó su ingreso al campo de los relojes deportivos. La caja tenía un fondo atornillado para evitar que el polvo o las partículas de arena entrasen a la caja. Contaba con una cinta de cuero resistente para proteger el reloj de la transpiración. Los indicadores y las manecillas de hora y minutos tenían inserciones luminosas que aseguraban una alta legibilidad en la oscuridad y el nombre Alpinist se evocaba en los marcadores en forma de montaña en las posiciones de las tres, seis, nueve y doce en punto. Estos cuatro marcadores claramente diferenciados representaban los cuatro puntos principales de una brújula y, con el marcador especialmente diseñado a las doce en punto, permitían leer la hora de forma segura y correcta en cualquier ángulo. Esta fue una característica que se convirtió en fundamental para el diseño de muchos relojes deportivos Seiko posteriores y sigue siéndolo hoy.

La pulsera de cuero se coloca dentro de una cinta protectora.

La recreación devuelve la vida al Alpinist de 1959 en cada detalle. Los marcadores de gran tamaño están como antes, colocados sobre una esfera negra brillante. Los marcadores blancos de los minutos forman un anillo interno en la base de la esfera, como en el original. Por supuesto, los indicadores y las manecillas de hora y minutos están recubiertos con Lumibrite para su legibilidad en la oscuridad. El cristal es un cristal de zafiro en forma de caja que recrea la suave sensación del característico cristal en forma de cúpula del reloj original. El reloj se presenta con una pulsera de cuero que tiene el mismo diseño de pespuntes irregulares que su predecesor.

Un perfil más delgado y especificaciones mejoradas
Si bien la recreación es fiel al diseño original, se ha actualizado en tecnología y cuenta con las altas especificaciones y funcionalidad por las que Prospex es famoso. Ahora incorpora una ventana para la fecha entre las cuatro y las cinco y presenta una impermeabilidad de hasta 10 ATM. El cristal de zafiro en forma de caja se ha tratado con una capa antirreflejos en la superficie interior que proporciona una gran legibilidad. El reloj es accionado por el calibre de perfil plano 6L35 que ofrece una reserva de energía de 45 horas. A pesar de la adición de una fecha y la mejora del rendimiento, la caja es 1,0 mm más gruesa.

La recreación estará disponible en una edición limitada de 1959 unidades en las Seiko Boutiques y en tiendas seleccionadas de todo el mundo en agosto de 2021.

Tres reinterpretaciones modernas del Alpinist se unen a la colección de Prospex.

Además de la edición limitada, otros tres relojes nuevos rinden homenaje al Alpinist de 1959. Se inspiran en el diseño distintivo del reloj original, pero son modernos en su ejecución y, por supuesto, están actualizados en tecnología, forma y función. Se ha aplicado Lumibrite a las tres manecillas y a los indicadores que descansan sobre bases plateadas para crear un efecto multidimensional. Las cajas se han pulido para crear un aspecto moderno, especialmente cuando se combinan con el contorno suavemente redondeado de la esfera y la caja.

Los tres relojes son accionados por el calibre 6R35 que proporciona una reserva de energía de 70 horas. El cristal es un cristal de zafiro curvado resistente a los arañazos y todos los relojes presentan una impermeabilidad de hasta 20 ATM. Dos relojes se ofrecen en pulseras de acero inoxidable, mientras que la versión de esfera verde viene con una correa de cuero.

Los tres relojes forman parte de la colección principal de Prospex y estarán disponibles en las Seiko Boutiques y en tiendas seleccionadas de todo el mundo en agosto de 2021.

Seiko Prospex, la recreación del Alpinist de 1959

SJE085

Calibre 6L35
Alternancias: 28.800 por hora (8 por segundo)
Reserva de marcha: 45 horas
Número de rubíes: 26

Especificaciones:
Caja de acero inoxidable
Cristal de zafiro en forma de caja con revestimiento antirreflectante
Fondo de caja atornillado
Diámetro: 36,6mm, grosor: 11,1mm
Impermeabilidad: 10 ATM
Resistencia magnética: 4.800 A/m
Correa de piel de becerro con cinta protectora
Precio de venta al público recomendado en España : 3.150 €
Edición limitada de 1959 unidades

Seiko Prospex, la reinterpretación moderna del Alpinist de 1959

SPB241

SPB243

SPB245

Calibre 6R35.
Alternancias: 21.600 por hora (6 por segundo).
Reserva de marcha: 70 horas
Número de rubíes: 24

Especificaciones:
Caja de acero inoxidable
Cristal de zafiro curvado con revestimiento antirreflectante
Fondo de caja atornillado transparente
Diámetro: 38,0mm, grosor: 12,9mm
Impermeabilidad: 20 ATM
Resistencia magnética: 4.800 A/m
Pulsera de acero inoxidable con broche de tres pliegues que se libera al pulsar un botón (SPB241, SPB243)
Correa de piel de caballo con broche de tres pliegues que se libera al pulsar un botón (SPB245)
Precio de venta al público recomendado en España: 770 € (SPB241, SPB243), 750 € (SPB245)

Compartir
  • Facebook
  • Twitter