Poco después de que Japón abriera sus puertas al mundo en la segunda mitad del siglo XIX, el distrito de Ginza en el centro de Tokio, se convirtió en su escaparate. Con la inauguración del primer ferrocarril en Japón en 1872, su terminal de Tokio junto a Ginza, convirtió rápidamente esa zona en el centro de las tiendas que vendían todo lo nuevo y de moda. Pronto fue también el centro del negocio de los medios y el hogar de numerosos cafés y bares, lugares de encuentro para artistas y escritores. En la actualidad Ginza sigue siendo sinónimo de todo lo glamoroso y emocionante en Tokio y es, en muchos aspectos, la ventana de Japón al mundo. Ginza también es el hogar de Seiko que desde 1881 da la hora en la cima del edificio Wako, sede central de la centenaria marca de relojes muy reconocido y querido de Ginza. 

Lukia captura el espíritu de Ginza.

La nueva colección Seiko Lukia celebra el glamour, la vivacidad y el refinamiento de Ginza. Desde 1995, Lukia ha adornado las muñecas de mujeres exigentes en Japón y ahora, por primera vez, está disponible fuera del mercado asiático. La colección consta de seis creaciones, cada una de las cuales tiene una esfera con un color japonés tradicional superpuesto sobre una base de nácar con un motivo de flores y ocho marcadores de hora de diamantes. Cada esfera está coloreada por ambos lados, lo que permite que la riqueza completa del color se mezcle armoniosamente con la textura de la esfera de nácar. La caja ofrece una sensación suave y delicada en la muñeca gracias a sus bordes perfectamente redondeados.

Cinco de las seis nuevas creaciones estarán disponibles a partir de julio de 2020, la sexta en edición limitada, en septiembre. Todos los modelos serán exclusivos de Seiko Boutiques.

Impulsado por el calibre mecánico. Hecho a mano para ser disfrutado.

La nueva serie Lukia está impulsada por el último calibre automático de Seiko, 6R35 que ofrece una reserva de marcha de 70 horas. Se puede ver a través del fondo de caja de cristal zafiro, marcando el tiempo a 21.600 alternancias por hora. Cada reloj es resistente al agua hasta 10 bares y tiene un cristal de zafiro resistente a los arañazos. La colección Lukia está diseñada para disfrutar de ella todos los días y en cualquier situación.

SPB133

Gofun. Hecho con polvo de concha que se utiliza en la cosmética Kabuki.
Uno de los teatros Kabuki más famosos de Japón se encuentra en Ginza.

SPB135

Kurenai. El color de la confianza.

SPB137

Ruri. El color del cielo nocturno.

SPB138

Ao-shiro-tsurubami. El color de las calles empedradas de Ginza.

SPB140

Sakura. El color de los cerezos en flor. Un homenaje duradero a la belleza efímera.

Edición Limitada 2020

SPB141

Tsukishiro. El color del cielo al anochecer. Edición limitada de 250 unidades.

Para celebrar la llegada de Lukia al escenario internacional, se ofrece un reloj especial en una edición limitada de solo 250 unidades. Su esfera tiene el color, Tsukishiro, del cielo nocturno azul-blanco que enmarca el horizonte de Ginza cuando la luna está a punto de aparecer. Tiene 55 diamantes en el bisel y ocho diamantes en la esfera. El aspecto único y distinguido de la correa es posible gracias a un método especial de teñido en dos etapas. Después de teñir la correa de blanco, las ranuras del patrón se tiñen de azul claro.


Calibre 6R35
Alternancias: 21.600 por hora (6 por segundo).
Reserva de marcha de 70 horas.
Número de joyas: 24.

Especificaciones
Caja de acero inoxidable.
Esfera de nácar con 8 diamantes.
Caja con 55 diamantes (SPB141).
Cristal de zafiro curvado con revestimiento antirreflectante.
Fondo atornillado transparente.
Diámetro: 34,8 mm (SPB133, 135, 137, 138, 140) & 35,2 mm (SPB141).
Espesor: 11,4 mm.
Resistencia al agua: 10 bar.
Resistencia magnética: 4.800 A/m.
Correa de cocodrilo intercambiable con cierre de tres pliegues con botón de liberación.
PVP modelos SPB133, SPB 135, SPB 137: 1.500€
PVP modelo SPB138: 1.550€
PVP modelo SPB140: 1.600€
PVP modelo SPB141: 2.500€ y edición limitada de 250 unidades.

Compartir
  • Facebook
  • Twitter