Los relojes pueden verse negativamente afectados por el magnetismo y podrían adelantarse o retrasarse. Es importante no dejar los relojes cerca de objetos magnéticos durante largos periodos. En concreto, son magnéticos los celulares, los altavoces de TV y PC, los collares magnéticos, los cierres de los bolsos, los secadores de pelo, las cuchillas eléctricas y las partes magnéticas de los refrigeradores. Puesto que los relojes afectados permanecen cargados magnéticamente incluso después de alejarlos de la fuente magnética, póngase en contacto con un centro de servicio autorizado de Seiko para que desmagneticen el reloj.

Cuarzo analógico:

Los relojes de cuarzo analógicos usan la energía de la fuerza magnética para accionar los motores por pasos que mueven los rotores. Estos motores por pasos son extremadamente pequeños y podrían verse fácilmente afectados por el magnetismo, impactando en el rotor. Como resultado, los relojes dejarían de funcionar o no indicarían la hora correcta.

Spring Drive:

El magnetismo afecta a las piezas dentro del movimiento y podría causar que el reloj no indique la hora correcta.

Mecánicos:

Un reloj mecánico afectado por el magnetismo permanece magnéticamente cargado incluso después de alejar la fuente magnética. Esto podría causar que se adelanten o retrasen. Un reloj puede permanecer magnéticamente cargado durante un largo periodo, por lo tanto, se recomienda desmagnetizarlo para mejorar su precisión.

Cuarzo digital:

En general, el magnetismo no tiene ningún efecto puesto que los relojes digitales no tienen motores.