"Al igual que con las monturas de las gafas o los accesorios, podría causar irritación cutánea por los iones metálicos de las piezas de metal del reloj extraídos mediante sudor. Este tipo de reacción se categoriza como dermatitis cutánea alérgica, causada por metales tales como el níquel, el cobalto o el cromo. Dichos metales se incluyen no solo en las correas metálicas sino también en las de cuero (el cromo se usa en el curtido).

Si experimenta alguna reacción alérgica, deje de usar el reloj inmediatamente y consulte con un dermatólogo. Con la ayuda de un doctor, averigüe el metal que ha causado la reacción alérgica e intente evitar seleccionar productos que contengan dicho metal. Para aquellos con alergia al níquel o con alta sensibilidad al acero inoxidable, recomendamos el uso de relojes de titanio. Para más información sobre los productos de Seiko hechos de titanio, póngase en contacto con un centro de servicio autorizado de Seiko."